A más de un 50 por ciento de avance se encuentra la rehabilitación del edificio que alberga al edificio del Programa de Atención a Menores y Adolescentes en Riesgo (PAMAR), que se ubica en la colonia Felipe Ángeles, y que sufrió daños en sus estructuras, por lo que tuvo prácticamente que ser reconstruido, de acuerdo a las instrucciones del presidente municipal de Gómez Palacio, José Miguel Campillo Carrete, con el fin de darle seguridad a los pequeños usuarios del centro.
El Municipio de Gómez Palacio ha tomado como un asunto de su jurisdicción e interés la reparación de los edificios de este centro, por una determinación del alcalde José Miguel Campillo Carrete, quien pidió que se hiciera lo necesario para que este centro siga funcionando con toda seguridad sin detener sus actividades, que son de beneficio para cientos de niños y adolescentes gomezpalatinos.
El director de Obras Públicas, Fernando Uribe Novella, señaló que el municipio adoptó el centro de atención y la obra que se tiene que realizar para repararlo, ya que brinda un servicio muy importante para la sociedad, por lo que de inmediato se tomaron las medidas necesarias para la rehabilitación del mismo.
Al atender psicológica, académica y en muchas actividades ordinarias a los pequeños que acuden ahí buscando sortear riesgos en la calle e incluso en sus propios hogares, el centro se ha convertido en una pieza indispensable para la regeneración del tejido social que se busca en Gómez Palacio, de ahí la preocupación del presidente José Miguel Campillo, por reparar este centro.
A propósito de esta reconstrucción, se están reforzando las lozas de los tres edificios del centro a fin de evitar un asentamiento mayor como el que se presentó hace poco más de un mes, y que puso en riesgo a los pequeños que estudiaban ahí.
El refuerzo de las lozas de da por medio de una renovación de los marcos estructurales, retiro de planillas en mal estado e instalación de nuevas estructuras de acero, desde el suelo hasta el techo, pasando por dalas de cerramiento, castillos y todo lo que tenga que ver con la seguridad de los salones.
Con recurso totalmente municipal, generado a partir de la política de austeridad que ha implementado el presidente municipal José Miguel Campillo Carrete, la inversión que se aplica en la rehabilitación del centro, es de más de un millón y medio de pesos ya asegurados.
El director de Obras Públicas señaló que la superficie a rehabilitar es de 576 metros cuadrados, es decir la totalidad de las áreas techadas de uso común y que muestran diverso grado de daños por asentamientos sufridos en el centro, esto debido al suelo salitroso que ha sufrido algunos reacomodos.
Además se rehabilitaron y repararon la totalidad de las instalaciones de servicio, como el gas, eléctricas y los acabados, como el yeso, pintura e impermeabilización, entre otros aspectos, informó el funcionario municipal.